Parque del Serengeti y Lake Masek

Último safari en el parque del Serengeti

 

Nos levantamos ese día medio apenados por tener que dejar ese maravilloso campamento.

Desayunamos riquísimo como siempre viendo amanecer, y tras despedirnos, nos pusimos rumbo a ver que nos deparaba ese día el parque.

Aún teníamos tiempo hasta medio día para disfrutar ya que no teníamos que abandonarlo hasta las 14:30.

Lo sorprendente de este lugar es que a cada día es diferente.

 

entrada a Serengeti Bush Camp

Restaurante de Serengeti Bush CampParque del Serengeti

Recepción de Serengeti Bush Camp Parque del Serengeti Picnic de Serengeti Bush Camp Parque del Serengeti

 

Tercer safari en el parque del Serengeti

Esa mañana de nuevo vimos impalas, gacelas, jirafas, algún ñú, una familia de monetes muy graciosos, pero lo mejor estaba por llegar.

Cebras Parque del Serengeti Parque del Serengeti

Lo primero que vimos fue una manada de leonas descansando debajo de un árbol. Hasta ahí todo era como siempre.

Pero con un poco de paciencia disfrutando de su día a día, puedes ver cosas tan sorprendentes como la que vimos esperando.

Aparecieron unas gacelas despistadas que querían ir a beber al río sin percatarse del grupo de leonas que tenían a su alrededor.

Una de las leonas si las vio y se levanto muy muy sigilosa. La siguieron dos más. ¡Fue muy emocionante!, estábamos presenciando en vivo y en directo una estrategia de caza en toda regla.

Los siguientes 5 minutos fueron adrenalina pura. Una mezcla de sensaciones entre excitación y pena por si cogían a las pobres gacelas.

Finalmente,  nosotros tuvimos nuestro rato de aventura junto con un final feliz para la gacela, ya que las leonas las perdieron. No tenían muy practicada la estrategia.

No tengo muchas fotos de ese momento porque estaba demasiado entusiasmada viviéndolo.

Tan sólo tengo ésta, de una de las hembras observando las gacelas.

Cacería de leonas en Parque del Serengeti

Tras el intento de caza continuamos con nuestro camino y  en él, nos encontramos con otra escena increíble de nuevo protagonizada por leones.

Tres leonas con 10 cachorros preciosos y un león macho.

Una de las leonas le estaba llevando una presa al macho, mientras otra se llevaba a los cachorros.

Al otro lado del camino había una tercera leona con otra presa escondida, la guardaba para ella y las crías.

Good luck nos contó que las hembras cazan y que éstas no comen hasta que el macho no termina.

La primera leona y la segunda estaban despistando al macho para que no viera a la tercera con más comida.

La segunda llevó a los cachorros hasta la tercera, mientras la primera entretenía al macho.

Una auténtica estrategia que solo unas leonas listas y con crías pueden hacer. Fue increíble y un buen colofón final para terminar nuestra visita por el Serengeti.

León comiendo en Serengeti Parque del Serengeti y Lake Masek

Leoncitos en Serengeti Cachorros por el camino de Serengeti Cráter del Ngorongoro y los 6 grandes de África

Lake masek tended camp

Pusimos rumbo a nuestro próximo campamento,  Lake Masek tended camp.

Tras unas cuantas horas por unos caminos de tierra increíblemente mal acondicionados y llevar polvo hasta en las pestañas, (sin exagerar), llegamos a un sitio precioso donde pudimos disfrutar toda la tarde.

Al lado de un lago y en el medio de la nada hay un precioso alojamiento llamado Lake masek tended camp, si quieres saber más sobre este sitio no te pierdas donde alojarse en Tanzania.

Teníamos toda la tarde para disfrutar de aquel paraíso rodeados de animales, agua, sin otro ruido que el de los animales.

Pudimos descansar en la enorme terraza y disfrutar con una copa de vino de una puesta de sol preciosa.

 Lake Masek terraza

divisando  Lake Masek atardecer en  Lake Masek

 

Tras cenar, ,como siempre, un masai nos acompañó hasta nuestra tienda.

La verdad que yo hasta ese día pensé que era algo más de reclamo turístico y marketing que otra cosa. Pero esa noche antes de llegar a nuestra cabaña el masai nos pidió ir despacio, había un búfalo en nuestra puerta.

Nos dijo que los búfalo suelen ir en manada y que cuando van sólos suelen ser jóvenes o ancianos que se alejan de la manada por lo que suelen ser peligrosos.

En ese mismo campamento hacía 5 años un búfalo mato a un guía, así que procuran tener el máximo cuidado para no asustarles.

Ese día había estado repleto de cosas increíbles así que nos fuimos a dormir más que satisfechos.