Tailandia es uno de los mejores viajes que hemos hecho en estos últimos años.

blog de viajes Tailandia

Estuvimos 14 días en agosto de 2015, y nuestra decisión de ruta fue ver un poco de todo, algo representativo del país, así que elegimos Bangkok, algo de vegetación salvaje visitando un parque nacional e islas para conocer sus playas y fondos marinos.

Hicimos uso de uno de sus transportes característicos  el tuk-tuk, decidimos alquilar unos quads en Koh Tao, alquilamos un barco para hacer snorkel… fueron 14 días que dieron mucho de sí.

Si quieres pasar 14 días en Tailandia y eres de los que te gusta organizarlo por tu cuenta, aquí te dejamos algunas ideas.

Día 1. Llegada a Bangkok.

 

Nosotros llegamos al aeropuerto de Suvarnabhumi que es el aeropuerto internacional. Desde allí hasta el centro de la ciudad hay varias opciones, si quieres saber más aquí te dejo mi post cómo llegar al centro de la ciudad.

Nos fuimos directos al hotel a dejar las maletas y a de allí a buscar algún sitio donde cenar.

Después de darle algunas vueltas a las zonas de Bangkok y los hoteles donde podíamos alojarnos elegimos el Varinda Hostel Bangkok. Un hotel modesto en una “buena zona de Bangkok” (o eso creíamos), a un precio asequible y con las comodidades de un hotel europeo. Localizado a 1 km del centro y al lado de una parada de metro, lo cual te permite tener una buena accesibilidad a todo Bangkok.

La calle que da nombre a este barrio es larguísima, y este hotel se encuentra al final de la misma cerca de una barriada humilde (y esta es la razón de mi comentario: una”buena zona de Bangkok”). A pesar de ello, y de que la primera impresión al llegar fue de inseguridad y de; ¡nos hemos equivocado!, nos sentimos muy cómodos los 3 días que pasamos en este hotel, en ningún momento tuvimos sensación de peligro caminando a altas horas de la mañana de vuelta al hotel por aquella zona y las habitaciones eran comodísimas.

Una vez instalados nos fuimos directos a buscar un sitio donde poder saborear una buena Singha y algo de la más típica comida tailandesa, ¡y lo encontramos!, porque esta zona esta repleta de bares, restaurantes y ocio.

Creo que esto es una buena demostración de lo rica que está esta cerveza.

 

14 días en Tailandia

 

Día 2. Turismo por Bangkok

 

Al día siguiente nos levantamos temprano para comenzar a ver todo lo que teníamos programado.

Decidimos desayunar de puestos callejeros ya que al lado del hotel todas las mañanas la gente de allí sacaba carritos o mesas en la calle con productos típicos tailandeses, totalmente artesanales.

Ese día compramos entre otras cosas unos pequeños pastelitos (creemos que eran un pudding de tapioca con crema de coco) que estaban deliciosos!!

14 días en Tailandia

 

Lo primero que hicimos fue irnos a la zona financiera en busca de un banco para poder cambiar dinero, ya que  es la mejor forma de obtener un buen cambio, así que nos fuimos a nuestra estación de metro más cercana, que era Queen Sirikit National Convention Centre de la línea azul y nos fuimos hacia Silom.

Metro y Skytrain de Bangkok

En Bangkok hay dos formas de moverse; en metro (MRT) o en skytrain (tren elevado, compañía BTS).
Ambas formas son cómodas y te conectan con casi toda la ciudad, excepto la parte vieja de Bangkok (donde se encuentra el Gran Palacio) y la zona de Chao Phraya. Ambos operan de 6 am a medianoche así que por la noche tendrás que coger un bus nocturno. Recuerda también que son sistemas de transporte independientes por lo que tendrás que pagar diferentes billetes.

Aquí te dejo los mapas del BTS y del MRT.

 

BTS MAP

MRT MAP BANGKOK

 

Una ve en la zona de Silom que llegábamos en 3 paradas buscamos el banco que mejor cambio nos daba, una vez encontrado, procedimos a cambiar dinero y nos pusimos en marcha. Decidimos contratar dos tuk-tuk para que nos llevaran hasta nuestro primer templo. Si quieres saber más sobre que templos te recomiendo visitar en Bangkok aquí te dejo mi post: templos en Bangkok

El día lo pasamos recorriendo la ciudad de templo en templo y visitando algunas tiendas donde compramos regalitos para familiares y amigos.

Por la noche nos acercamos hasta el mercado nocturno de Patpong, éste se encuentra en la zona de Silom de nuevo, por lo que cogimos unos taxi para que nos llevaran allí directamente. La idea era visitar el mercado nocturno y ver el ambiente de Bangkok por la noche. Por allí encontramos un puesto de comida en el que dudamos en si probar o no su comida, ya que vendía saltamontes y otro tipo de insectos, pero al final no nos atrevimos.

 

puesto mercado nocturno Patpong

 

puesto de insectos en el mercado nocturno

 

Al día siguiente queríamos visitar la zona del Parque Nacional de Khao Yai  que era el que más cerca teníamos de Bangkok así que aprovechamos que en la zona había hoteles para buscar la mejor forma de llegar hasta allí.

Finalmente conseguimos contratar una furgoneta con conductor que nos llevaría hasta el parque porque al ser  7 nos salida bastante económica esta opción por persona y podíamos decidir un poco más a nuestro aire que con un tour guiado.

Día 3. Parque Nacional de Khao Yai

 

A la mañana siguiente temprano nuestro conductor vino a recogernos al hotel y nos pusimos rumbo al parque.

Era nuestra primera experiencia en carretera, la cual fue alucinante. Las autopistas con más carriles por sentido que habíamos visto hasta entonces estaban allí en Bangkok, con hasta 5 carriles por cada sentido.

La conducción allí acostumbrados a lo de aquí en España es bastante caótica, además las medianas permitían pasar a los coches de un sentido al otro por los espacios abiertos que ésta tenía,  de repente un coche, camión o autobús se cruzaba por tu izquierda haciendo un giro de casi 360 grados sin ningún tipo de señalización ni más preaviso que ver que esta pasando a tu carril, y lo sorprendente era que a pesar de ir a 120 km/h no vimos ningún accidente en 3 horas que hicimos por la autopista.

 

Una vez en el parque decidimos hacer una ruta sencilla de un par de horas en las que viéramos lo máximo posible pero ese mismo día cogíamos un vuelo rumbo a Koh Samui, por lo que tampoco podíamos despistarnos mucho.

En nuestro recorrido por el parque vimos un escenario que se hizo famoso gracias a Leonardo Di Caprio en la película “La playa”;  la cascada Haew Suwat Waterfall.

 

Haew Suwat Waterfall

 

Khao Yai cascada

 

A mitad de caminata se puso a diluviar como si de un diluvio universal estuviéramos hablando. Las chicas llevábamos chubasquero que no dudamos en ponérnoslo (unas capas grandes de estas del todo a 100, ¡mujer previsora vale por dos!), con lo cual fuimos bastante bien  y como, a pesar de la lluvia. el tiempo era buenísimo,  mojarnos casi que le daba un encanto especial al asunto.

El sitio era increíble, estaba lleno de vegetación.

Pasamos por caminos estrechos, cruzamos pequeños riachuelos y puentes de madera colgantes, vimos algo de fauna, (aunque no tanta como pensábamos ver en un sitio como éste), y tuvimos nuestra primera experiencia “exótica” que no fue muy agradable.

Conseguimos llegar a un refugio en el camino que aprovechamos para secarnos un poco y  avisar al guía para que viniera a buscarnos.   Allí descubrimos que la lluvia había arrastrado unos bichitos un tanto desagradables, los chicos llevaban el cuerpo lleno de pequeñas sanguijuelas,  llegando incluso hasta por dentro de los calcetines y la ropa interior.

Así que aquí te dejo mi TIP DE VIAJE;  mete en tu mochila un chubasquero de esos del todo a 100 por si se pone a llover,  creemos que es la única explicación a que las chicas no lleváramos ninguna.

La verdad que ahora nos reímos de aquella experiencia pero en aquel momento, fue bastante caótica la situación. Aún así la mereció la pena.

Parque nacional Khao Yai

 

puente parque

 

Khao Yai

 

Día 4. Koh Samui

 

Esa misma tarde regresamos a Bangkok ya que cogíamos un vuelo rumbo Koh Samui.

El vuelo lo compramos la noche de antes, por lo que nos costó unos 150 €, pero teniendo algo de previsión puedes volar por 75€ y te ahorra muchas horas de viaje si fueras en otro medio ya que está a una hora en avión desde Bangkok.

Nuestra idea era visitar el Parque Nacional Marino de Ang Thong, un parque con 42 islas de ensueño y la forma más fácil era hacerlo desde Koh Samui o desde Koh Phangan, nosotros decidimos Koh Samui, así visitábamos también un poco esta isla.

En Koh Samui nos alojamos en Lotus Friendly Hotel, esa noche llegamos bastante tarde y al día siguiente nos tocaba madrugar así que sólo salimos a cenar.

Salimos del hotel en dirección al centro de la ciudad y de camino paramos en un restaurante que tenía buena pinta, la verdad que cenamos bastante bien y barato, los camareros fueron súper amables y nos estuvieron enseñando algunas palabras en tailandés.

Si quieres saber más sobre nuestra estancia en Koh Samui, muy pronto os lo contaremos todo aquí.

 

 

Día 5 y 6. Parque Nacional Marino de Ang Thong

 

Este fue uno de las mejores decisiones que tomamos en este viaje. Decidimos contratar un tour turístico para llegar hasta este parque  ya que es la única forma de poder llegar hasta allí.

En estos tour te llevan a una isla principal donde te dejan tiempo libre, luego te llevan a otra isla donde puedes ver una laguna, haces kayak y por la tarde te llevan de regreso a Koh Samui.

Nosotros encontramos la forma de hacer esta ruta diferente, en dos días y mucho más especial, si quieres saber cómo, no te pierdas este post: una noche en una isla paradisiaca

Ang Thong

 

Día 7-12. Koh Tao

 

Tras dos noches en Koh Samui cogimos un ferry para llegar a nuestra próxima parada:  Koh Tao.

Allí íbamos a pasar nuestras próximas 5 noches, y decidimos alojarnos en Tanote Villa Hill. Este hotel se encuentra en Tanote Bay, un enclave de ensueño con su propia playa a tan sólo 10 minutos en quad del centro.  Te cuento todos los detalles de nuestra estancia en Koh Tao en nuestro post: 5 días en Koh Tao

 

Koh Tao

Día 13.  Bangkok

 

La vuelta de Koh Tao la hicimos cogiendo un ferry hasta Chumphon que dura una hora y media. Y de allí cogimos un autobús.

Lomprayah es la compañía que opera hasta las islas. En su página web podrás comprar el billete de ambos medios de transporte. Advertirte que esta forma de viajar es económica, pero el viaje es largo. Tardas casi unas 10 horas en llegar.

Nosotros habíamos dado este día por perdido y nos pareció una forma curiosa de conocer otra parte de Tailandia que de otra forma no hubiéramos visto.

 

El último día en Tailandia lo destinamos para ver lo más bonito de Bangkok, y todo aquello que nos faltaba por hacer allí. Ese día volábamos a las 12 de la noche, porque teníamos todo el día por delante para aprovecharlo, pero como queríamos ver muchas cosas decidimos madrugar.

El primera parada era el mercado flotante de  Khlong Lad Mayom. No podíamos irnos de Tailandia sin conocer un mercado flotante. El más conocido y espectacular es el mercado flotante de Damnoen Saduak, ubicado a 100km al suroeste de Bangkok, un lugar muy orientado ya al turista, por lo que ha perdido la autenticidad de estos mercados.

Los mercados flotantes surgen a orillas de ríos como Chao Praya debido a su facilidad de navegación. En estos los comerciantes intercambiaban sus mercancías muchas veces sin ni siquiera bajarse de la barca.

Con el desarrollo del país estos fueron desapareciendo, y los que quedan son más una atracción turística que de verdad una transacción de mercancías. Sin embargo aún quedan algunos lugares auténticos, y éste mercado flotante es uno de ellos. Nos costó bastante llegar, tuvimos que coger un par de autobuses ya que no había forma de entendernos con los lugareños a los que preguntamos cómo llegar, tuvimos que andar otros 15- 20 minutos después de dejar el último autobús, pero mereció la pena conocerlo.

La forma más “económica” es cogiendo transporte público pero para ello tendrás que coger casi todos los medios de transporte en función de donde te encuentres. Seguramente tendrás que hacer uso del skytrain o el metro para dirigirte alguna zona cercana al río y desde allí coger un autobús.

También puedes coger un taxi que te costará alrededor de 35 minutos, y más o menos barato en función de tu poder de regateo.

Una vez allí disfrutamos muchísimo de la comida, de las tiendas, de ver los negocios sobre barcas, y ver lo auténtico del sitio. Nos quedamos con ganas de coger una barquita y hacer un tour por el río pero aún quedaba mucho que ver en Bangkok. Así que de nuevo cogimos un bus de vuelta a la zona vieja de Bangkok que cogimos en la misma puerta del mercado, cogimos el 146 y el 79.

 

mercado flotante Mercado flotante Khlong Lad Mayom

mercado flotante

 

Del mercado flotante nos fuimos a ver uno de los templos más bonitos que vimos allí, el Gran Palacio de Bangkok, si quieres saber más sobre este templo no te pierdas mi post los templos de Bangkok  y después  seguimos con algunos templos más como el Buda tumbado (Wat Pho).

Nuestro último día allí era sábado, por lo que aprovechamos para conocer el mercado más grande de Bangkok que sólo es en fin de semana; el mercado de Chatuchak. Este mercadoes sábados y domingos de 9 a 18horas y allí puedes encontrar de todo, así que aprovecha para llevar regalitos a tu gente.

Dirección; Kamphaeng Phet 3 Rd, Lat Yao, Khet Chatuchak, Krung Thep Maha Nakhon 10900, Tailandia

 

weekend market

 

Llevábamos ya muchas horas caminando y viendo cosas,  y aún nos quedaba tarde por delante ya que nuestro vuelo no salía hasta medianoche, así que decidimos que era hora de darnos un famoso masaje tailandés y así poder relajarnos un poco, bueno, eso pensábamos, porque el masaje tailandés no es muy relajante que digamos.

 

masaje

 

Ya sólo nos quedaba por conocer otro escenario de película, esta vez el de “Resacón en Tailandia” en el hotel  Lebua at State Tower. 

TIP DE VIAJE: si queréis visitar la terraza, y ver las vistas de todo Bangkok  que son impresionantes desde allí, ten en cuenta que no te dejan entrar si vas en pantalones cortos.

 

lebua

 

 

Tras estas vistas ya sólo nos quedaba cenar algo y regresar al aeropuerto tras 14 días en Tailandia.

 

Presupuesto de hoteles y transportes viaje Bangkok

Bangkok: Varinda Hostel (43€ habitación por noche)

alternativa Talak Hostel (38€ habitación por noche)

Koh Samui: Lotus Friendly Hotel (36€ por habitación)

Ko Ang Thong Park: alojamiento de la isla (8.5€ por persona)

Koh Tao: Tanote Villa Hill (300€ por habitación 6 días en villa)

Excursión a Ang Thong Park con Lomprayah (56€ por persona)

Vuelo Bangkok-Koh Samui (150€ sacado el billete el día de antes)

Ferry y barco Koh Tao-Bangkok (29€ por persona)

Vuelos Madrid-Bangkok-Madrid (695€ por persona, sacados con 9 meses de antelación con Qatar)