El hierro está dividido en tres grandes zonas como os contamos en nuestro post La desconocida isla canaria El Hierro Valverde, Frontera y El Pinar.

mapa el hierro

El Hierro es una isla donde todo funciona a otro ritmo, sus habitantes, su clima y sus pueblos son diferentes, todo evoca paz, tranquilidad y desconexión, porque el estrés no tiene lugar en el día a día de los herreños.

En la isla de El Hierro donde todo se encuentra disperso en sus 268,71 km2 te sentirás como un auténtico explorador al recorrer sus solitarias carreteras.

La orografía de la isla, con un origen volcánico, y un especial caracter montañoso, (ya que una gran línea de montañas en forma dorsal la atraviesa de este a oeste teniendo como pico más alto El pico de Malpaso con 1501 mts), contribuyen a que sea única.

El Hierro es calma, es especial.

El Hierro te atrapa, te enamora.

Y es necesario vivirla para disfrutarla con los 5 sentidos.

A pesar de que la isla no es muy grande las distancias si lo son pues sus carreteras serpenteantes y sus desniveles, (porque aquí todo sube y baja en tan solo 10 minutos), hacen que todo te lleve más tiempo.

Nuestra propuesta de rutas la hemos dividida siguiendo sus tres zonas principales, para que puedas saborear la isla al máximo.

Mapa_El_Hierro

RUTA VALVERDE

Tamaduste > Echedo > Charco Manso > El pozo de las Calcosas > El Mirador de la Peña > Mirador de Jinama y Mirador de las playas

Nada más recoger el coche en el aeropuerto, podemos comenzar nuestra ruta en Tamaduste, un pequeño pueblo pesquero acogedor y tranquilo desde el que podrás disfrutar de la naturaleza que le rodea, de un bañito o simplemente de su paz. El encanto de este pueblo reside en que dentro del propio municipio encontrarás una playa típica de El Hierro, una piscina natural de aguas cristalinas. Según te vayas acercando al pueblo encontrarás una mirador desde el que contemplar esta magnifica estampa.

De Tamaduste nos dirijimos a Echedo, un pequeño pueblo alojado en una ladera que se abre al océano Atlántico rodeado de tierras dedicadas para el cultivo del vino y frutales en su mayoría, desde el cual podrás coger la pista que te llevará hasta el Charco Manso, otra piscina natural habilitada en una costa muy agreste. Esta piscina natural no suele estar muy masificada debido a que no es de las más accesibles de la isla. Cuenta con un arco natural que es una maravilla.

Si queremos probar algo de la gastronomía herraña os doy dos opciones;

1. podemos hacer una parada en La Higuera de la Abuela, se encuentra en la población de Echedo.

2. Ir al Guachinche de Aguadara . Un Guachinche es un establecimiento propio de canarias donde se ofrece comida casera y vino de cosecha propia.

Historia del Guachinche: Desde mucho antes de que surgiera la primera Denominación de Origen para vinos canarios (Tacoronte-Acentejo), los guachinches se correspondían con una habitación de la casa familiar, donde la esposa del bodeguero ofrecía algunas tapas sacadas de la cocina familiar para acompañar a la perra de vino (el chateo), actividad que con el tiempo se ha ido profesionalizando. (wikipedia)

Continuamos con nuestra ruta para visitar el Pozo de las Calcosas. Para los habitantes del pueblo de El Mocanal el acceso a las playas era algo complicado. A los habitantes de este pueblo situado en un acantilado a 700 mts sobre el nivel del mar, no les resultaba nada cómodo estar subiendo y bajando cada vez que quisieran acceder a la costa. Por ello construyeron una pequeña aldea, la aldea de El Pozo de las Calcosas, de «casas pajeras» (casas de piedra de lava con techo de paja) en las que poder veranear y tener un acceso inmediato a la piscina natural.

Nuestra siguiente parada: El Mirador de la Peña construido por César Manrique con la piedra volcánica del entorno. Un lugar fantástico desde donde podremos divisar unas vistas increíbles de toda la parte norte además de comer ( sino lo hemos hecho antes ya) o tomar algo en su precioso comedor acristalado o terraza al aire libre.

Y como la zona esta llena de miradores, seguiremos por el Mirador de Jinama y el Mirador de Las Playas, dos miradores con unas vistas espectaculares de diferentes zonas de la isla. En el mirador de Jinama cuando fui hacía muchísima niebla así que le pedí a mis amigos (Fran y Alicia) que si tuvieron el día anterior sin niebla que me dejaran publicar las suyas, que además son una maravilla porque tuvieron la suerte de verlo con un fantástico mar de nubes que hace aún más bella la estampa.

RUTA FRONTERA

Las Puntas > Playa la Maceta > Charco los Sargos > Charco Azul > La Llanía.

mapa ruta la frontera

Comenzaremos nuestra ruta en la zona de Las Puntas. Si venís desde la zona de Valverde tenéis dos formas de acceder, una es atravesar el túnel Los Roquillos, túnel que en 2003 unió la zona de Valverde con la de Frontera para evitar a los herreños tener que subir el Malpaso, y otra hacerlo por la vieja carretera que siempre resulta más evocador. Sin embargo el túnel se encuentra excavado en la montaña dejando ver el carácter volcánico al desnudo de esta isla y a mi me parece que tiene un encanto especial.

Al llegar a Las puntas la primera parada es en el Hotel Puntagrande. Este hotel tiene la peculiaridad de ser el hotel más pequeño del mundo con tan solo 4 habitaciones las cuales todas dan al océano Atlántico. Merece la pena visitarlo aunque sea por fuera porque el paraje en el que se encuentra es espectacular. Si no puedes alojarte siempre tienes la posibilidad reservando con tiempo de comer en su restaurante, las vistas del restaurante son una auténtica maravilla. Pero si no llegas a poder tener habitación, ni una mesa, al lado del muelle y enfrente del hotel tienes una zona donde unas letras gigantes te anuncia que has llegado a Frontera, con unos asientos de roca blancos donde poder disfrutar de las vistas, del mar y respirar un poco de esa paz y tranquilidad que envuelve toda esta zona.

La Frontera El Hierro

Nuestra Próxima Parada será para darnos unos cuantos chapuzones, porque a continuación podremos disfrutar de tres piscinas naturales sin igual, cada una tiene su encanto y unas vistas magnificas. Playa La Maceta, Charco los Sargos y Charco Azul. En el caso de La Maceta además cuenta con una serie de servicios en su parte superior, tienes restaurante, fogones para preparar tu propia comida, aseos con agua corriente, un kiosko donde comprar bebida… así que solo te falta disfrutar de este maravilloso lugar.

Y para finalizar el día, subiremos hasta el aparcamiento de La Llanía, allí dejaremos el coche, para adentrarnos en alguno de sus 3 senderos (verde, azul y naranja) para disfrutar de un bosque donde se esconden las hadas y los gnomos, porque cuando lo veas pensarás que acabas de adentrarte en un cuento de fantasía.

Además es bastante común que en esta zona tan alta haya nieblas, por lo que crea la atmósfera idónea para pensar que aquello es un bosque encantado. Si no tienes mucho tiempo para hacer alguno de los senderos (el verde es el más corto, puede llevarte unas 2-3 horas tomando fotos y descansando tranquilamente) al menos sube hasta el mirador.

SUGERENCIA EN ESTA RUTA: os sugerimos además is os gusta y tenéis tiempo, visitar el Lagartario, Ecomuseo de Guinea y El tubo Volcánico. La visita a estas tres cosas que debe hacerse conjuntamente y con guía dura como mínimo una hora y media y de media suele durar dos horas normalmente ya que luego te dejan tiempo para que visites las casas con tranquilidad por tu cuenta.

Con esta visita podrás adentrarte más en la historia de la isla, en su vida y costumbres así como ver los esfuerzos que hacen por preservar una especie autóctona como es el Lagarto gigante.

El horario es de 10 a 18:00 horas. En la primera visita suelen esperan hasta que se llena un grupo de al menos unas 8-10 personas, por lo que aunque llegues a las 10 si no hay suficientes personas no empezará, y la última visita por la tarde es a las 16 horas.

Yo no pude ir, tres días en esta isla, buceando y con todo lo que tiene para ver no dieron para más, pero como me gusto tanto la isla estoy segura que muy pronto volveré.

RUTA EL PINAR

La Restinga > Playa de Tacoron > Mirador de Tanajara > el Julan > Faro de Orchilla > Santurario de Nuestra Señora de los tres Reyes > El sabinar.

Nuestra última propuesta nos llevará por una parte de la isla donde casi el encanto se encuentra recorriendo su carretera en coche. Ésta atraviesa un pinar precioso que da nombre a esta parte de la isla, serpenteantes tramos y curvas, barrancos y acantilados de infarto será lo que encontrarás en prácticamente la totalidad de la ruta.

Comenzaremos por el pueblo de La Restinga y la Playa de Tacorón. El pueblo de la restinga en sí no tiene mucho más que ver en superficie que el muelle. Su importancia reside en sus fondos marinos como os hablamos en el post que publicamos la semana pasada La desconocida isla canaria de El Hierro .

Al salir de La restinga ponemos rumbo a La playa de Tacorón a tan sólo 15 minutos de La Restinga, cuyos fondos marinos forman parte de la reserva marina de esta isla. En ella podrás disfrutar de aguas cristalinas, fuegos donde cocinar tu comida y un solarium de piedra y madera en el que podrás llevarte un poquito de ese sol canario.

Después de descansar un ratito al sol en esta piscina natural, me dirigí hacia la zona de El Pinar, donde me encontré de camino el Mirador de Tanajara. Desde este mirador podremos disfrutar de unas vistas maravillosas con el Teide de fondo si tienes suerte con el clima.

Cuando salgamos del mirador y antes de seguir nuestra ruta, podemos para en el Guachinche las Lapas, allí una pareja encantadora te ofrecerá platos tan ricos como queso asado con mojo, croquetas surtidas de sabores increíbles, carne fiesta (es una ración de cerdo cortado en trozos especiados con patatas fritas) … y todo por un precio muy muy económico.

TIP DE VIAJE: te aconsejo que pruebes el vino El Viñar de Frontera, tanto el seco como el afrutado están de muerte.

Después de esta comilona podemos seguir nuestra ruta hacia el mirador de El Julan. Entre el Faro de orchilla (nuestra siguiente parada) y la Restinga encontramos la ladera de El Julan un impactante monumento natural que se formó tras derramarse la lava desde el pico del Malpaso hasta 500 mts por debajo del mar. Como ya os dijimos en nuestro anterior post el tiempo en esta isla es muy cambiante según las zonas, por lo que tan pronto tienes sol como tienes niebla, así que cuando llegué al mirador estaba cubierto de una niebla espesa que no me permitió ver nada, por lo que no me quedó otra que seguir hacia el Faro de Orchilla y anotarlo en mi lista de cosas pendientes que ver en mi próxima visita.

El Faro de Orchilla podría considerarse el fin del mundo ya que más allá de este lugar ya solo queda agua hasta las américas. Pero este lugar no sólo es especial por esto, además ofrece un emplazamiento singular con gran valor en la cartografía e historia antigua, ya que el punto donde se levanta el faro, en el siglo XVII Claudio Tolomeo situó el Meridiano Cero, que más tarde perdimos y se reubicó en el pueblo inglés de Greenwich en 1885.

Además de ser un enclave con historia, de tener unas vistas magnificas para divisar las estrellas por la noche al no haber contaminación lumínica, este faro esconde una sorpresa debajo de tus pies. Cercano al faro en una de las lenguas de lava y al lado de una cruz tienes una entrada en el suelo con unas escaleras, seguramente pensarás que ahí acaba todo, pero en realidad hay un túnel de lava que puedes atravesar y llegar a un acantilado enfrente del mar. La sensación de estar dentro de un túnel donde hace años estaba repleto de lava incandescente y con la oscuridad que reina dentro de él solo salpicada por pequeños destellos de luz al fondo y un pequeño claro que se abre sobre tu cabeza a mitad de recorrido es tan excitante que merece la pena hacerlo, adentrarte en el interior de un túnel de lava es algo que en pocos sitios puedes hacer y tardas sólo 5 minutos en hacerlo, eso sí, no es apto para claustrofóbicos y debes lleva una linterna, o usa la de tu móvil la superficie del interior es escarpada y hay zonas que se estrechan bastante.

Para terminar con las rutas he dejado para el final el emblema de El Hierro, El Sabinar.

Volviendo sobre nuestros pasos por la carretera del Faro a la principal continuamos por ésta en dirección al santuario de Nuestra Señora de los Tres Reyes. Allí dejaremos la carretera asfaltada para seguir por un camino de tierra hasta llegar a una pequeña explanada donde dejar el coche y admirar las sabinas retorcidas azotadas por los vientos de esta isla.

Y hasta aquí nuestra ruta, cualquier duda, comentario que queráis hacer podéis dejarlo debajo. Gracias.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.